lunes, 8 de febrero de 2016

DIA DE LA FORMANDA CMST

Poema sobre la historia vocacional de la m. Margarita Dieguez, que encuentras en la Historia Documentada pp. 89-100)


ANTES QUE TE FORMARA DENTRO DEL VIENTRE DE TU MADRE,
ANTES QUE TU NACIERAS TE CONOCIA Y TE CONSAGRE.

Si, por eso me formaste en una familia piadosa y pusiste en mi madre
el deseo de ofrecerme a Ti
Mi madre comprendió que aunque era su hija, era sobre todo prestada
Comprendió la grandeza  de tu gracia, por eso me bautizó un día después de venir a este mundo, el 1 de Febrero
y ahí fue tu abrazo de Padre
que se complacía en tu hija amada
Oh corazón de madre!
que  vive de fe, el misterio
de quien nos ha elegido desde la eternidad,
se que fue el impulso divino
quien la llevo a dejarme en el templo al cumplir 3 años de edad

Y tu amor de Padre- madre
ya me transmitía el carisma
de quien como niño, se abandona en sus brazos
desde el don del amor filial
pues Tu mismo, liberándome del peligro pusiste en mi camino
 ángeles que me llevarían de regreso a casa

y todavía en el silencio de un corazón de madre que cumplida su misión
sabe que también  a los hijos
Dios tiene un plan
y cuando mi conciencia de niña
despertaba a lo divino
me llamaste en la voz de ella
Quiero que seas monja!
Pero yo como Jeremías 
con corazón de joven que sueña 
con conquistar el mundo
dije no a tu llamado
Pero  tu voz como a Jeremías
también a mí me decías
no digas que no, irás a donde yo te envíe

Y sin cansarte de buscarme
desde mi corazón rebelde
que soñaba un futuro en México
supiste llevar mi historia
pues más que ver mi rebeldía
conocías mi corazón inquieto
sí, a mis ojos estaba un futuro
pero tu construías conmigo otro.

Y el 24 de Diciembre de 1899
cuando toda la humanidad
celebraba tu amor tierno
si, un Dios hecho uno de nosotros,
me llevaste a tierras mexicanas

ahí acontecería el don más grande de mi vida 
que yo jamás podría imaginar
ahí continuaría tu sueño
que se hacía ver en los signos
como  el deseo de mi mamá

Pero yo, aun me rebelaba como Jeremías
no creía que ser monja era para mi,
queria escribir mi vida, 
paralela a la que tu ibas escribiendo
así que llevada por el corazón de adolescente mejor  dije si, a un joven mexicano
que había puesto sus ojos en mi

 Y entre juegos de adolescentes
en la cotidianidad de mi vida
tu aún me buscabas
si, las palabras de uno de ellos:
“Da a Dios tu corazón
que naciste para ser monja”
fueron suficientes para darme cuenta
que desde aquellos tres años
cuando mi madre me entrego a ti
tu ya me tenias sellada

 Así tu plan empezó a ser mi plan
mis sueños de un mejor futuro
en tierras mexicanas
redescubrieron el horizonte
que Tu para mi anhelabas
y tomando muy en serio
lo que en mi corazón latía
dije adiós a mi novio
pues ya a otro pertenecía

Y mi actitud filial y confiada en tus manos
en mi se fortalecía
sabía que tu me llamabas
y aunque mi familia se oponía
decidida y feliz sabia
que mis planes se caían
pero resurgían muy fuerte
lo que Tu sobre mi escribías

Mi madre desde el cielo apoyaba
papa aún se resistía
pero yo puesta en tus manos
esperaba en ti confiada
Y te llevaste a mi padre
eso hirió mi corazón,
pero más estaba herido, 
por el amor que me dabas, 
ya que yo quería ofrecerte
lo que ya mi madre te dio
cuando pequeña yo estaba


Y un día primero de Enero
dejé mi casa para siempre
me recibían con gran gusto
las Hijas del Calvario
mis sueños se iban construyendo
con ilusión acogía lo que ellas me enseñaban. 
Un  futuro muy distinto al que yo me imaginaba,
 ahora Dios escribía

Yo no sabía que ya dentro
una misión surgiría
solo gozaba y amaba
lo que Dios cada día me daba
En mi corazón de postulante
Dios escondía un bello tesoro
una apasionante historia,
junto a quienes  llevaban ya un camino recorrido , 
justo ahora se iniciaba

Y en un ordinario día, 
Tú hiciste  lo  extraordinario
por las únicas formas que sólo Tu conoces
y el corazón humano poco comprende,
pues tuve que enfermarme de sarampión
para que mi familia me sacara de la Hijas del calvario
y con la certeza de que el padre Lovera
por tu Espíritu era inspirado
ellos me llevaron a un nuevo lugar
que tu para mi habías soñado

 Y la historia de niña, en mi se repetía a los tres añitos 
unos jóvenes  a mis padres me volvían
y ahora también mi  familia, 
a  donde sería mi hogar 
para siempre con gozo ellos  me traían

Un nuevo camino lleno
de esperanza
Tú  joven Purita ahora iniciabas
abriendo camino a las que vendrían
a ser continuadoras de la nueva historia , 
que ahora iniciaba