miércoles, 1 de julio de 2020

TRIDUO A LA VIRGEN DEL CARMEN-


PRIMER DIA: 13 de Julio 
 MARÍA Y LA ORACIÓN


1.- Salutación: Virgen del Carmen


Virgen del Carmen, queremos en estos días consagrados a tu honra y  gloria, andar el camino de la oración y reflexión para crecer en nuestra vida teologal con una meta: conocer, amar y servir mejor a Jesús Redentor y a  su Evangelio, siguiendo tu ejemplo de discípula perfecta de tu Hijo.
Día a  día queremos contemplarte en el misterio de Cristo y de la Iglesia. Desde la  experiencia espiritual del Carmelo, te contemplamos como Virgen orante,
Virgen fiel y Virgen servidora que acoge, medita, vive y proclama la Palabra
de Dios, y como Madre y Maestra de vida espiritual nos acompaña en el  crecimiento de nuestra existencia cristiana desde el bautismo hasta la  perfecta unión de amor con Dios en el cielo.
Rosa del Carmelo, que al leer el Evangelio y seguir a Tu Hijo, podamos ser  revestidos del buen olor de Cristo en medio del mundo.
Estrella del mar, conduce nuestra barquilla en la noche oscura de la fe  hacia las playas resplandecientes del Reino de los Cielos. Protege a  nuestra gente de mar: marinos y pescadores.  Reina del Cielo que un día, contigo, gocemos de los frutos  de la salvación eterna que tu Hijo Jesucristo nos alcanzó con su muerte y  resurrección y que nosotros aplicamos por nuestros seres queridos


2.- Evangelio: Lc. 2,19. (Cfr. Lc.2,51ss).

Y sucedió que cuando los ángeles, dejándoles, se fueron al cielo, los  pastores se decían unos a otros: “Vayamos, pues hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y el Señor nos ha manifestado. Y fueron a toda prisa, y  encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo,  dieron a conocer lo que les habían dicho acerca de aquél niño; y todos los
que lo oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían. María, por  su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón”.
Palabra del Señor.

3.- Reflexiones:

a.- Es completamente necesario entrar en el santuario íntimo del alma de  María para conocer la oración de María, Madre de Jesús. Ninguna como  María ha vivido la intimidad con el Señor Dios. Es una intimidad de hija de  Dios; Madre del Salvador y Esposa del Espíritu Santo. Prevalece por  supuesto la relación de María como Madre con el Hijo de Dios. ¿Cómo
habrán sido las íntimas relaciones entre la Madre y el Verbo de Dios  durante los meses que lo llevó en su seno? Por esto a Ella se le puede  llamar Sagrario o Templo del Verbo encarnado. Allí en esa intimidad María  ama y adora al Dios hecho hombre. Al ser la Virgen la que lleva en su seno  al Enmanuel toda ella queda bañada de Amor y gloria divina en la humildad
y sencillez de su vida ordinaria. En su corazón comprende poco a poco el  misterio que la invade. Entiende el misterio que se verifica en Ella: solo  María ha penetrado el Corazón de su Hijo. Sólo Ella advierte la necesidad  de darse a tiempo completo a Él y a su obra de salvación.

b.- Si la oración es diálogo de amor con quien sabemos nos ama, María es  la orante por excelencia, que aprendió en su alma a escuchar al Verbo de  Dios, antes de nacer y luego oírle en su hogar de Nazaret y más tarde  predicando a las multitudes del reino de Dios. Ella dialogó porque supo  escuchar y en ese espacio amar y dejarse amar por Dios. De ahí que Isabel  de la Trinidad propone que la Virgen del Adviento es modelo de los  espirituales por que escucha, dialoga, admira el misterio y lo adora. La  adoración es el éxtasis del amor en el cual debemos aprender a vivir en lo  interior.

c.- El Concilio enseña:
“Esta obra de la Madre con el Hijo en la obra de la salvación se manifiesta  desde el momento de la concepción virginal de Cristo hasta su muerte. En  primer lugar, cuando María, poniéndose con presteza en camino para  visitar a Isabel, fue proclamada por ésta bienaventurada a causa de su fe  en la salvación prometida, a la vez que el Precursor saltó de gozo en el  seno de su madre (cfr. Lc. 1,41-45); y en el nacimiento, cuando la Madre de  Dios, llena de gozo, presentó a los pastores y a los Magos a su Hijo  primogénito que, lejos de menoscabar, consagró su integridad virginal. Y  cuando hecha la ofrenda propia de los pobres lo presentó al Señor en el  templo y oyó profetizar a Simeón que el Hijo sería signo de contradicción y  que una espada atravesaría el alma de la Madre, para que se descubran los
pensamientos de muchos corazones (cfr. Lc. 2,34-35). Después de haber  perdido al Niño y haberlo buscado con angustia, sus padres lo encontraron  en el templo, ocupado en las cosas de su Padre, y no entendieron la  respuesta del Hijo. Pero su Madre conservaba todo esto en su corazón para  meditarlo (cfr. Lc. 2, 41-51)” (Concilio Vaticano II, L. G.57).

4.-Silencio oracional

5.-Canto 





6.- Preces:

 Oremos al Padre por medio del Hijo en el Espíritu Santo.

- Virgen orante, enséñanos a orar en espíritu y verdad.

a.- Que la Iglesia permanezca siempre unida con la Madre de Jesús.  Oremos

.b.-Que Jesús Maestro enseñe a orar a los cristianos de hoy así como
enseñó a sus discípulos. Oremos.

c.- Para que el Carmelo Teresiano dé testimonio de su intimidad con Dios a través de sus obras de caridad, justicia y verdad en el amor. Oremos.

d.- Por todos los que celebramos este triduo, para que aprendamos de María a escuchar la Palabra de Dios, guardarla en el corazón y hacerla vida. . Oremos.


e.- Para que la Reina del Carmelo siga inspirando a los y las jovenes a seguir a su Hijo desde la espiritualidad del Carmelo. OREMOS

f.- Por todos los enfermos por el corona virus o cualquier otra enfermedad, por quienes se han quedado sin trabajo y sus familias, para que experimenten la proteccion de Maria.  Oremos

g.- Por quienes han fallecido en este tiempo de pandemia,para que Maria los lleve al encuentro con Cristo y puedan experimentar la vida eterna. OREMOS 

h.- Se pueden anadir otras intenciones....

Oremos: Te suplicamos, Señor, que nos asista con su intercesión poderosa la Santísima Virgen María, Madre y Reina del Castillo Interior, para que, guiados por su ejemplo y protección lleguemos hasta la cima del monte de  la perfección que es Cristo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.



DIA SEGUNDO -14 de Julio 

MARIA Y EL MONTE CARMELO
16 de julio: Día de la Virgen del Carmen, 'Patrona de la ...

1.- Salutación: Virgen del Carmen


Virgen del Carmen, queremos en estos días consagrados a tu honra y  gloria, andar el camino de la oración y reflexión para crecer en nuestra vida teologal con una meta: conocer, amar y servir mejor a Jesús Redentor y a  su Evangelio, siguiendo tu ejemplo de discípula perfecta de tu Hijo.
Día a  día queremos contemplarte en el misterio de Cristo y de la Iglesia. Desde la  experiencia espiritual del Carmelo, te contemplamos como Virgen orante,
Virgen fiel y Virgen servidora que acoge, medita, vive y proclama la Palabra
de Dios, y como Madre y Maestra de vida espiritual nos acompaña en el  crecimiento de nuestra existencia cristiana desde el bautismo hasta la  perfecta unión de amor con Dios en el cielo.
Rosa del Carmelo, que al leer el Evangelio y seguir a Tu Hijo, podamos ser  revestidos del buen olor de Cristo en medio del mundo.
Estrella del mar, conduce nuestra barquilla en la noche oscura de la fe  hacia las playas resplandecientes del Reino de los Cielos. Protege a  nuestra gente de mar: marinos y pescadores.  Reina del Cielo que un día, contigo, gocemos de los frutos  de la salvación eterna que tu Hijo Jesucristo nos alcanzó con su muerte y  resurrección y que nosotros aplicamos por nuestros seres queridos



2.- Evangelio: Jn. 4,1-15.19-26. 

Jesús le dice: Créeme, mujer, que llega la hora en que, ni en este monte, ni  en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no conocéis;  nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los  judíos. Pero llega la hora (ya estamos en ella) en que los adoradores  verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el  Padre que sean los que le adoren. Dios es espíritu, y los que lo adoran  deben adorar en espíritu y verdad”. Palabra del Señor.

 3.- Reflexiones:

a.- Cuando Jesús le responde a la samaritana se coloca por encima de las  discusiones de los judíos y samaritanos, el verdadero culto no será ni en  Jerusalén ni en Garizim sino en ÉL. Sabe que la salvación viene de los  judíos por eso responde: el verdadero culto será en espíritu y verdad  porque Dios es espíritu (Jn. 4,23). Así es cómo quiere ÉL que lo adoren en el futuro. Al ser culto espiritual se hace independiente de cualquier lugar.  Dios es la fuente de la vida y por lo tanto el inspirador del culto que quiere.  La verdad equivale a fidelidad de Dios que ha realizado en Cristo aquello a  lo que apuntaba el culto en Jerusalén como en Garizim. El diálogo termina  con la autorevelación del Mesías prometido. (Cfr. Jn. 4,26). Ahora se
entiende que para Jesús su alimento sea el hacer la voluntad del Padre. Así  tenemos acceso a la vida eterna: estamos en el tiempo de la cosecha. El  juicio se cumple ahora; algunos siembran, otros recogen. Es la actividad  misionera de la Iglesia; la fe en Jesús nace del testimonio y del contacto  personal con él; reconocemos a Jesús Mesías, Salvador. Para la
Samaritana fue todo un descubrir, primero, al caminante judío (v.6-7); luego  al Señor (vv.12-13), más tarde al Profeta (v.19), posteriormente al Mesías  (v.26), y concluye proclamando al Salvador del mundo (v.42).

b.- El Concilio enseña:
“Mientras la Iglesia ha alcanzado en la Santísima Virgen la perfección, en  virtud de la cual no tiene mancha ni arruga (cf. Ef.5, 27), los fieles luchan  todavía por crecer en santidad, venciendo enteramente al pecado, y por  eso levantan sus ojos a María que resplandece como modelo de virtudes  para toda la comunidad de los elegidos. La Iglesia, meditando  piadosamente sobre ella y contemplándola a la luz del Verbo hecho  hombre, llena de reverencia, entra más a fondo en el soberano misterio de  la encarnación y se asemeja cada día más a su Esposo. Pues María, que  por su íntima participación en la historia de la salvación reúne en sí y  refleja en cierto modo las supremas verdades de la fe, cuando es
anunciada y venerada, atrae a los creyentes a su Hijo, a su sacrificio y al
amor del Padre” (Vaticano II, LG. 65).


4.-Silencio oracional

5.- Canto


6.- Preces:

 Oremos al Padre por medio del Hijo en el Espíritu Santo.

Madre del Carmelo, ayúdanos a llegar a Cristo, Monte de perfección.

a.- Por la Santa Iglesia de Dios que en María contempla su Madre, para que aprenda a escuchar la Palabra y proclamarla a toda la humanidad. Oremos.

b.- Por toda la Orden del Carmen, y por los países que están  bajo la advocación de nuestra Señora del Carmen para mostremos el rostro maternal, contemplativo y compasibo de nuestra señora. OREMOS

c.- Por todos los que llevan el esapulario de María, para que imitando sus virtudes, reflejen en sus obras una vida evangélica. Oremos.

d.- Por los necesidades de quienes hacemos este triduo y nuestras familias, para que le Reina del Carmelo nos ayude nos alcance una lluvia de bendiciones en lo que mas necesitamos. Oremos

e.- Para que la Reina del Carmelo siga inspirando a los y las jovenes a seguir a su Hijo desde la espiritualidad del Carmelo. OREMOS


f.- Por todos los enfermos por el corona virus o cualquier otra enfermedad, por quienes se han quedado sin trabajo y sus familias, para que experimenten la proteccion de Maria.  Oremos

g.- Por quienes han fallecido en este tiempo de pandemia,para que Maria los lleve al encuentro con Cristo y puedan experimentar la vida eterna. OREMOS 

h.- Se pueden anadir otras intenciones....


Oremos: Escucha, Padre Santo, la oración de tu Iglesia, y por la intercesión  de la Virgen María, Madre del Carmelo, concédenos cuanto te hemos  pedido. Por Jesucristo nuestro Señor.





DIA TERCERO- 15 de Julio 

MARIA Y EL SANTO ESCAPULARIO

 Esta es la oración a la Virgen del Carmen en las tribulaciones
1.- Salutación: 



Virgen del Carmen, queremos en estos días consagrados a tu honra y  gloria, andar el camino de la oración y reflexión para crecer en nuestra vida teologal con una meta: conocer, amar y servir mejor a Jesús Redentor y a  su Evangelio, siguiendo tu ejemplo de discípula perfecta de tu Hijo.
Día a  día queremos contemplarte en el misterio de Cristo y de la Iglesia. Desde la  experiencia espiritual del Carmelo, te contemplamos como Virgen orante,
Virgen fiel y Virgen servidora que acoge, medita, vive y proclama la Palabra
de Dios, y como Madre y Maestra de vida espiritual nos acompaña en el  crecimiento de nuestra existencia cristiana desde el bautismo hasta la  perfecta unión de amor con Dios en el cielo.
Rosa del Carmelo, que al leer el Evangelio y seguir a Tu Hijo, podamos ser  revestidos del buen olor de Cristo en medio del mundo.
Estrella del mar, conduce nuestra barquilla en la noche oscura de la fe  hacia las playas resplandecientes del Reino de los Cielos. Protege a  nuestra gente de mar: marinos y pescadores.  Reina del Cielo que un día, contigo, gocemos de los frutos  de la salvación eterna que tu Hijo Jesucristo nos alcanzó con su muerte y  resurrección y que nosotros aplicamos por nuestros seres queridos




2.- Evangelio: Jn. 2,1-12

Y como faltara vino, porque se había acabado el vino de la boda, le dice  Jesús a su madre: “No tienen vino” Jesús le responde: “Qué tengo yo  contigo, mujer? Todavía no ha llegado mi hora” Dice su madre a los  sirvientes: “Haced lo que él os diga”. Palabra del Señor.

3.- Reflexiones:

a.- Pablo VI comenta: “Palabras, que en apariencia, se limitan al deseo de  poner remedio a la incomoda situación de un banquete, pero que en las  perspectivas del Cuarto Evangelio, son una voz que aparece como una  resonancia de la formula usada por el Pueblo de Israel para ratificar la  Alianza del Sinaí (cfr. Ex.19,8; 24,3.7; Dt. 5,27) o para renovar los  compromisos (cfr. Jos. 24,24; Esd.10,12; Neh. 5,12), y son una voz que  concuerda con la del Padre en la teofanía del Monte Tabor: “¡Escuchadle!  (Mt.17,5) ” (PABLO VI, Marialis Cultus, n.57, p. 57).
b.- En Juan el milagro es “signo”. Es la manifestación de Jesús que por  intercesión de su madre María, anticipa en signo la hora de su glorificación  definitiva. Es anuncio mesiánico del Reino de Dios, en que se da de beber  el vino nuevo y bueno de la salvación. Tiene este pasaje evangélico resonancias eucarísticas ya que el vino se convierte en la sangre de
Jesucristo, sangre derramada de la nueva alianza. Este banquete refleja el  amor esponsal de Dios por su nuevo Pueblo de Dios, la humanidad que  creerá en Cristo Jesús. La caritativa oración de María, la madre de Jesús,  adelanta la “hora de Jesús”, es decir, la realización del signo. En este  evangelio María aparece al principio y al final: en Caná, cuando Jesús  comienza su actividad apostólica, y cuando está al pie de la Cruz. Los dos  momentos de glorificación de Jesús, ahí esta su Madre. Este pasaje  presenta a María como una mujer sensible a las necesidades del prójimo,  en este caso los jóvenes novios, pero también demuestra la eficacia de su  intercesión ante su Hijo. El pueblo de Dios ha comprendido esto y por eso  desde siempre ha confiado en la oración de la Madre de Jesús y por esto  es invocada como: Madre del Amor Hermoso, Madre de los Pobres y  Desamparados; en nuestra tierra es Decoro y Hermosura del Carmelo,  Nuestra Santísima Madre del Carmen, Reina y Patrona de Chile y Generala de nuestras Fuerzas Armadas y de Orden.

c.- El Concilio enseña:
Con su amor materno se cuida de los hermanos de su Hijo, que todavía  peregrinan y se hallan en peligros y ansiedad hasta que sean conducidos a  la patria bienaventurada. Por este motivo, la Santísima Virgen es invocada  en la Iglesia con los títulos de Abogada, Auxiliadora, Socorro, Mediadora.  Lo cual sin embargo, ha de entenderse de tal manera que no añada a la
dignidad y eficacia de Cristo, único Mediador” (Concilio Vaticano II, LG 62).

4.-Silencio oracional

5.- Canto



6.- Preces: Oremos al Padre por medio del Hijo en el Espíritu Santo.

María, Madre del Carmelo, escucha nuestra oración.

a.- Por nuestra Santa Madre la Iglesia, que en María ha alcanzado su  perfección, que sus hijos resplandezcan por el ejercicio de una vida  teologal comprometida con la realidad que nos toca vivir y aspiren a los  bienes eternos. Oremos.

b.- Por toda la Orden de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo,  frailes, monjas de clausura y seglares la tercera orden y laicos asociados con nuestro carisma  para que por intercesión de su Madre vivan en santidad de vida, servicio a  la Iglesia y esto redunde en abundancia de buenas y santas vocaciones.  Oremos.

c.- Por todos los Cofrades del Carmen, por los pasíses que tienen por patrona a María del Monte Carmelo para que imitandola  se distingan por su fidelidad al Evangelio de Cristo, servicio a los pobres y  audaz propagación de la devoción al Santo Escapulario. Oremos.

d.- Por todos los que llevan en su pecho el Santo Escapulario para que  revestidos de Cristo  vivan su  consagración encarnando las virtudes cristianas de la humildad, castidad,  caridad, servicio a los más pobres y con su espíritu de oración alcancen la unión con Dios en el amor.  Oremos.

e.- Para que la Reina del Carmelo siga inspirando a los y las jovenes a seguir a su Hijo desde la espiritualidad del Carmelo. OREMOS


f.- Por todos los enfermos por el corona virus o cualquier otra enfermedad, por quienes se han quedado sin trabajo y sus familias, para que experimenten la proteccion de Maria.  Oremos

g.- Por quienes han fallecido en este tiempo de pandemia,para que Maria los lleve al encuentro con Cristo y puedan experimentar la vida eterna. OREMOS 

h.- Se pueden anadir otras intenciones....

Oremos:
Te suplicamos Señor, que nos asista con su intercesión poderosa
la Santísima Virgen del Carmen que nos entregó su Santo Escapulario para que en la vida nos proteja, en la muerte nos ayude y después de la muerte nos salve y alcanzar así su dulce compañía en el monte de la perfección que es Cristo, su Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.











En el mar de mi vida

EN EL MAR DE MI VIDA DESCUBRO MI VOCACION Te invito a leer Mt 5,1-2 Querido joven, querida joven, sabias el universo es como un inmenso mar ...