viernes, 26 de agosto de 2016

RETIRO CARMELITANO

SI SIENTES UNA PROFUNDO ANHELO POR EL DIOS VIVO Y UN DESEO FERVIENTE DE LLEVAR ESTA NOTICIA A LOS DEMAS, ASI COMO LOS GRANDES HOMBRES Y MUJERES DEL CARMELO LOS SINTIERON,  ES PORQUE TAL VEZ DIOS TE ESTE LLAMANDO! QUISIERAS DARTE LA OPORTUNIDAD DE DISCERNIR? SI TAL VEZ DIOS TE LLAMA A SER PARTE DEL CARMELO?


RETIRO VOCACIONAL DESDE LA TIERRA DEL CARMELO LOS DIAS DEL 25-27 DE NOVIEMBRE DEL 2016.

TE INVITAN LAS HERMANAS CARMELITAS MISIONERAS DE SANTA TERESA

LUGAR: 9600 Deer Trail Dr, Houston, Tx 77038

Tel 281 44 555 29

Cel. 832 95 12 744


CONTACTANOS SI TE GUSTARIA PARTICIPAR

RETIRO CARMELITANO

SI SIENTES UNA PROFUNDO ANHELO POR EL DIOS VIVO Y UN DESEO FERVIENTE DE LLEVAR ESTA NOTICIA A LOS DEMAS, ASI COMO LOS GRANDES HOMBRES Y MUJERES LOS SINTIERON,  ES PORQUE TAL VEZ DIOS TE ESTE LLAMANDO! QUISIERAS DARTE LA OPORTUNIDAD DE DISCERNIR? SI TAL VEZ DIOS TE LLAMA A SER PARTE DEL CARMELO?


RETIRO VOCACIONAL DESDE LA TIERRA DEL CARMELO LOS DIAS DEL 25-27 DE NOVIEMBRE DEL 2016.

TE INVITAN LAS HERMANAS CARMELITAS MISIONERAS DE SANTA TERESA

LUGAR: 9600 Deer Trail Dr, Houston, Tx 77038

Tel 281 44 555 29

Cel. 832 95 12 744


CONTACTANOS SI TE GUSTARIA PARTICIPAR

lunes, 8 de agosto de 2016

Martir, Carmelita y santa

Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein)



Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein)
, Virgen y Martir. Edith Stein nació en Breslavia, capital de la Salesia prusiana, el 12 de Octubre de 1891, undécima hija de una familia judio-alemana profundamente religiosa. 

Desde la infancia Edith manifiesta una inteligencia brillante y vivaz. Aunque criada en los valores del judaismo, a los catorce años abandona la fe de sus padres y se declara atea. En1911 se inscribe para estudiar Psicología e Historia en la Universidad en Cottinga. Descubre la corriente fenomenológica y en 1913 entra a estudia con el propio Edmundo Husserl, fundador de la Fenomenologia. Con su fama de filósofa brillante, Edith se convierte en la asistente de Russerl en su cátedra en la universidad de Friburgo. La amistad que anuda en Gottinga con los filósofos Maz Scheler (católico) y Adolfo Reinach (protestante) le sacude el mundo de sus prejuicios racionalistas. En 1921, tras leer la autobiografia de Santa Teresa de Avila, se convierte al cristianismo, recibiendo el bautismo en 1922. De 1923 a 1931 enseña filosofía en Speyer. En 1933 es llamada a enseñar en el Instituto Pedagógico de Munster. actividad que al año tiene que suspender debido a las leyes raciales de la Alemania de entonces. 

En 1933 entra como novicia al Carmelo Descalzo de Colonia y, al hacer sus votos religiosos, toma el nombre de Sor Teresa Benedicta de la Cruz. Dado que en los libros de la policia hitleriana aparece como "no aria", la presencia de Sor Teresa Benedicta en el Carmelo de Colonia pone en peligro a todas las demás hermanas, por lo que sus superiores deciden enviarla a Echt, en Holanda, ciudad en la que las Carmelitas Descalzas tienen un monasterio. Sor Teresa Benedicta parte de Alemania el 31 de DIciembre de 1938 en plena noche. Pero ni siquiera en Holanda está segura. En la tarde del 2 de Agosto de 1942 dos agentes de la Gestapo llamaban al portón del Carmelo de Echt en busca de Sor Edith Stein. Primero la llevaron al campamento de Westerbork en el norte de Holanda, y luego la trasladaron al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. El 9 de Agosto, junto a otros deportados, sor Edith Stein-Teresa Benedicta de la Cruz cruzaba el umbral de la cámara de gas y sellaba la propia vida con el martirio. 

Un puñado de cenizas y tierra oscura pasada a fuego en los hornos crematorios de Auschwitz es todo lo que queda de Sor Edith Stein, entrerrado en el pavimento de la iglesia de San Miguel de Breslavia (hoy Wroclaw), confiada a los salesianos, a pocos pasos de la mansión de la calle San Miguel, numero 38, que fuera la casa de la familia Stein. 

En Mayo de 1987 fue proclamada beata, canonizada el 11 de Octubre de 1998 y en 1999 declarada co-patrona de Europa juntamente con Santa Brigida de Suecia y Santa Catalina de Siena. Judia, filósofa, feminista, atea, religiosa, teóloga, mistica y mártir, el Papa Juan Pablo II dejó dicho de ella que "lleva en su intensa vida una síntesis dramática de nuestro siglo".

viernes, 5 de agosto de 2016

Santa Teresa de los Andes

Teresa de los Andes escribe a una amiga que se encuentra en búsqueda,  se desborda en consejos, pues ha recorrido el camino…


“La vida religiosa es, hermanita mía, no es sino vida de sacrificio. El alma se ha dado a Dios y debe darse enteramente, pues el amor no deja nada para sí; todo lo consume, para que de esas cenizas se levante una persona sola: Cristo. La criatura se consumió en la divinidad. Ella no tiene voluntad, sino lo que diga Jesús por sus superiores. Si la mandan trabajar, aunque esta enferma lo debe hacer. Si le ordenan rezar y después dejar ese rezo e irse a sus hermanas, lo debe hacer. Esto sin decir palabra. Jesús obedeció en silencio. Su espíritu y su corazón deben someterse en silencio. Cristo era superior a las criaturas, veía el mal que le causaban los judíos al darle muerte y, sin embargo, se sometía enteramente sin murmurar. Sufre la religiosa al vencerse a si misma en despreciarse y humillarse, en vencer sus defectos y adquirir las  virtudes para ser perfecta; en amar y servir con alegría y caridad a aquellas de sus hermanas que no tienen voluntad para con ella. Mas hermanita mía, hay otros sufrimientos aún mayores que no se si los comprenderás. Estos son las sequedades del espíritu, que consisten  en verse enteramente abandonada de Dios; en no sentir ningún fervor en la oración. Como somos tan miserables nos apegamos al fervor sensible, a sentir el amor de Dios sensiblemente, y vamos muchas veces a la oración a buscar los consuelos de Dios, pero no  a Dios. Esto es imperfección y nuestro Señor purga  a las almas que quiere dándoles estas sequedades, y solo cuando ya no les importa sentir o no sentir, les regala y las consuela. Este es el mayor sufrimiento pues el alma se ve abandonada a sus fuerzas, separada de Dios a  quien tanto ama y cercada de tentaciones; llena de flaquezas. ¡Como será este sufrimiento  que Nuestro Señor llamo a su Padre con angustia al verse abandonado de Dios! ¡Cuánto mayor será el sufrimiento del alma al verse sola sin Aquel por quien lo dejo todo!!!
Me dices que quieres ser la casita de Dios. Me alegro mucho por ello, pues veo por eso que lo quieres. Sor Isabel de la Trinidad decía: “Dios es el cielo y Dios esta en mi  alma”. Luego tenemos el Cielo en nuestra alma. “                                                       

Santa Teresa de los Andes
Carta no. 65 

Testimonio de Teresa de Lisieux


“Me dedicaba principalmente a amar a Dios. Y amándole he llegado a comprender que mi amor no debe manifestarse solamente por medio de las palabras por que no los que dicen: ¡Señor. Señor! Entraran en el Reino de los cielos, sino los que hacen la voluntad de Dios.[…] El sello por el que todo el mundo conocerá  que  son discípulos míos, será precisamente por el amor. Madre mía meditando estas palabras de Jesús, comprendí cuan imperfecto era el amor que yo tenía  a mis hermanas. Vi que nos las amaba como Dios las ama. ¡Ah, comprendo que la caridad perfecta consiste en soportarlos defectos de los demás, en no escandalizarse de sus debilidades de los demás, en sacar edificación de los menores actos  de virtud que se les ve practicar. Pero sobre todo comprendí que la caridad no ha de quedar encerrada en el fondo del corazón. Nadie, dijo Jesús enciende una  candela para ponerla debajo del celemín, sino que la pone sobre el candelero para que alumbre a los que están en la casa. Me parece que esta candela representa a al caridad que debe alumbrar, alegrar, no solo a los que me son mas queridos, sino a TODOS los que están en la casa, sin exceptuar a nadie.[…] ¡Ah, Señor! Se que mandas nunca  nada imposible. Conoces mejor que yo mi debilidad, mi imperfección. Sabes que nunca podré amar a mis hermanas  como tu las amas, si tu mismo, ¡oh, Jesús mió! No las amas. Por que querías concederme esta gracias es por eso guié me diste un mandamiento nuevo.[...]la caridad no debía consistir  en los sentimientos , sino en las obras.

LA VIDA CONSAGRADA A TRAVES DE LOS TIEMPOS

  La vida consagrada a través de los tiempos Desde el antiguo monacato en el desierto hasta las formas contemporáneas de la vida religiosa, ...