domingo, 22 de noviembre de 2015

En la fiesta de Cristo Rey del Universo

La respuesta al sueño de Dios en nosotros es también un al protagonista del universo y de la historia. Es la aceptación plena de su salvación y por supuesto de su reinado. Cuando decimos , YO QUIERO SEGUIRTE, le  estamos dando una aceptación confiada, que proclama lo que realmente Él ya es, EL REY DEL UNIVERSO. Y entonces estamos en sintonía con su forma de reinar, desde el servicio, la entrega, el amor, la paz y la justicia. Todo esto resumido en su cruz,  la única forma de vencer la muerte y nuestro propio pecado y el de toda la humanidad. Desde ahí, la vocación se convierte en una de las más bellas formas de vida contra el pecado y la muerte.